En el año 2011, mediante la Ley 26685 (B.O.: 07/07/2011) se autorizó la utilización de expedientes, documentos, firmas, comunicaciones, domicilios electrónicos y firmas digitales en todos los procesos judiciales y administrativos que se tramitan ante el Poder Judicial de la Nación, con idéntica eficacia jurídica y valor probatorio que sus equivalentes convencionales. Posteriormente, la Corte Suprema de Justicia de la Nación y el Consejo de la Magistratura de la Nación reglamentarían su utilización y dispondrían su gradual implementación. A tal efecto, en este proceso de cambio y modernización en la prestación del servicio de justicia, se fueron dictando distintas Acordadas que, paulatinamente, tuvieron la finalidad de establecer los aspectos instrumentales de su aplicación, a fin de dotar de seguridad al nuevo sistema.

Primero, mediante la Acordada 31/2011 se ha reglamentado la constitución del Domicilio Electrónico, disponiendo a tal fin la instalación de un Sistema de Notificaciones por medios Electrónicos (SNE), regulando lo concerniente a las formas, procedimientos y condiciones para la notificación electrónica. Luego, en el año 2012 mediante las Acordadas 3/2012 y 29/2012, se establecieron las dos primeras fases de implementación, que alcanzaron a las causas en que se tramitan los escritos de interposición de recurso de queja por denegación del recurso extraordinario promovidos directamente ante la Corte Suprema (artículos 256 y 285 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación). Más tarde, a través de la Acordada 38/2013 se dispuso la extensión del ámbito de aplicación del sistema a todo el Poder Judicial de la Nación, instaurando la Notificación Electrónica de manera obligatoria para todas las causas que se promovieran en los juzgados y tribunales de las Cámaras Nacionales y Federales a partir del 1/4/2014, implementación que pronto fue postergada  hasta el 19/5/2014 –según Acordada 7/2014– y después hasta el primer día hábil de mayo de 2015 –mediante Acordada 3/2015– la cual estableció además la aplicación del sistema de copias digitales. Finalmente, la Acordada 12/2015 dispuso postergar, por única vez y con vencimiento indefectible, las cláusulas previstas por la Acordada 3/2015 hasta el 1er día hábil de septiembre de 2015. Aunque, luego la Acordada 24/2015 postergó hasta el 1er. día hábil de diciembre de 2015 la implementación de las cláusulas previstas por la Acordada 3/2015. Sin embargo, la Acordada 35/2015 - CSJN dispuso nuevamente la postergación hasta el próximo 1er día hábil de mayo de 2016.

El nuevo sistema, basado en la utilización de nuevas tecnologías en el ámbito judicial, suscitó diversos planteos que han llegado a los estrados judiciales y que los magistrados han debido dirimir, efectuando una interpretación armónica con la normativa procesal vigente. En la presente Edición Especial publicamos una compilación de sentencias que, básicamente, refieren a planteos de inconstitucionalidad interpuestos contra las normas precitadas, a cuestiones atinentes a las notificaciones electrónicas y, en particular, a la constitución del domicilio electrónico y, también, ligadas a la aplicación de este sistema en fueros concretos, como –por ejemplo– el laboral, entre otros aspectos.

Además, incluimos una serie de doctrinas que abordan, en profundidad, el análisis de las normas y del nuevo sistema desde un enfoque constitucional, práctico y procesal, considerando los aspectos más relevantes de estas innovaciones.

Como todo cambio normativo, el nuevo sistema genera la necesidad de adaptación, reorganización y capacitación de los letrados y operadores judiciales. A los fines de acompañarlos en el proceso de “modernización de la justicia” elDial.com reúne en esta nueva Edición Especial toda la normativa sobre el tema, acompañada por una interesante selección de fallos y doctrinas destacadas.

Recomendamos acceder al índice para visualizar el contenido detallado de la misma, que se irá actualizando a medida que surjan nuevas sentencias, información y análisis doctrinarios.