Limpiar filtros

EDITORIAL

Inicio / últimos artículos ingresados

noviembre  29, 2021

(5411) 4371-2806

EDITORIAL Volver >

Editorial – agosto 2018

Citar: elDial.com - CC5407

Copyright 2021 - elDial.com - editorial albrematica - Tucumán 1440 (1050) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

Texto Completo

Editorial – agosto 2018

Por el Prof. Dr. Juan Antonio Travieso

 

Hay una tendencia muy humana a simplificar las situaciones y reducirlas a un código binario: Buenas y Malas noticias.

La buena noticia es la que surge de la reunión entre Kim y Trump. Hoy podemos ser optimistas en la relación Estados Unidos de América y Corea del Norte. Por un instante la lucha de egos y de tweets se anuló y la realidad sustituyó a las bravatas que tenían en jaque a todo el mundo.

La buena noticia es también que la gran mayoría de los estados transitan la senda democrática, con mayor o menor intensidad. Mientras en 1900 solo el 10% de la población mundial vivía en regímenes democráticos (12 países) hoy lo hace más de la mitad de la población del planeta (95 países)

Siempre es bueno recurrir a un Premio Nóbel. Vargas Llosa, en un reciente artículo de opinión publicado en el diario La Nación de Argentina, consideró: “La realidad de nuestro tiempo no está ya para sistemas tiránicos ni utopías sociales: ambas cosas solo han traído miseria y dolor a los países que sucumbieron a ellas. América Latina lo va entendiendo también y la prueba es que ya casi no quedan regímenes de aquella índole, con las tristes excepciones de Cuba y Venezuela. Y, de los países que respaldaban el "socialismo del siglo XXI" (por oportunismo y codicia, pues solo lo practican de palabra, no de hecho), parece estarse apartando Ecuador, y ahora Nicaragua, de modo que, por fin, la democracia reemplazará aquella deprimente realidad política -la que reinaba en América Latina de mi juventud- en la que, de un confín a otro del continente, había dictaduras militares, con las excepciones habituales: Costa Rica y Uruguay. No es casualidad, por eso, que la libertad en estos países parezca más enraizada que en los otros así como la cohesión social y la paz.”

Sin dudas buenas noticias de la boca de un Premio Nóbel.

Las buenas noticias nos indican también que en 1900 la expectativa de vida en el planeta era de 35 años y hoy ronda los 80.

Otras buenas noticias son de carácter económico. En 1950 un 70% de la población mundial vivía en la absoluta pobreza y hoy está en esa condición el 10% de la misma población mundial. Asimismo, hay que tener presente que la población de clase media ronda el 60% de la población mundial.

Otras buenas noticias son de carácter educativo. En 1980 solo 60% de la población mundial sabía leer mientras hoy sabe leer el 85%.

La población planetaria se elevó de 2500 a casi 7500 millones en 65 años. Las muertes en batallas bélicas, que llegaron a 25 cada 100.000 habitantes en el globo en la Segunda Guerra, pero que no bajaban de 5 cada 100.000 habitantes en los años 80, hoy rondan 0,3 cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, parece que en la realidad internacional hay más problemas que sistemas. Es el momento de plantear soluciones a los problemas y este espacio las busca a través de los trabajos que se difunden.

Por tanto, en consecuencia, para superar esos problemas, hay que establecer políticas globales, con acceso generalizado a la tecnología y hacernos cargo con fuerza del avance tecnológico: sin Tecnología no hay viabilidad de los Derechos Humanos. Sin sistemas no hay soluciones mágicas.

Desde nuestro punto de vista, hemos adoptado un panorama optimista fuera de los programas apocalípticos e intentamos incluir al lector, en una propuesta que implica tomar una actitud hacia el futuro por medio del derecho internacional.

Ahora el propósito es escalar el concepto y encarar la globalización con el derecho como un factor de progreso humano.

En consecuencia, es preciso coincidir en que lo esencial será ponerse de acuerdo en la agenda del siglo XXI.

El tema será concordar en unos pocos principios, sin retórica, para enfocar los problemas del mundo contemporáneo que se debate dentro de situaciones y tendencias.

La cuestión consiste en consolidar:

1) una estable y confiable compatibilización de la legitimidad democrática con la racionalidad pública; 2) Una administración racional y equitativa de la ecología, tecnología con medio ambiente; 3) la incorporación a la modernidad y al desarrollo de las sociedades retrasadas; y 4) la eficaz y equitativa administración internacional de los intereses generales de la humanidad, conduciendo hacia una optimización mundial de la calidad de vida 5) Derechos Humanos en clave total.

El marco de ese escenario, está en la articulación e instalación global del derecho internacional en la comunidad internacional. Hay esperanzas, y podemos ser optimistas, porque el escenario posnacional está a medio camino dentro del sueño de la ética.

Éste ha sido el objetivo que nos hemos propuesto y convocamos a los lectores en esta aventura de vida.

 

Citar: elDial.com - CC5407

Copyright 2021 - elDial.com - editorial albrematica - Tucumán 1440 (1050) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina