Limpiar filtros

EDITORIAL

Inicio / últimos artículos ingresados

noviembre  29, 2021

(5411) 4371-2806

EDITORIAL Volver >

Editorial Noviembre 2018

Citar: elDial.com - CC5585

Copyright 2021 - elDial.com - editorial albrematica - Tucumán 1440 (1050) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina

Texto Completo

Editorial Noviembre 2018

Por Prof. Dr. Juan Antonio Travieso

 

 

 

Los juristas del derecho internacional a veces sentimos que estamos en un bote a punto de hundirse, o lo que es lo mismo un navío sin rumbo ni destino.

Todo lo que soñamos, se va diluyendo y sentimos un vacío difícil o imposible de llenar.

Es posible que los profesores seamos unos conductores de sentimientos y creencias, que luchamos para mantenerlas vivas. Pero hay un momento en que hay una intolerable sensación de que no hemos hecho lo necesario e indispensable.

A nivel internacional luego de la sensación de un mundo nuevo, fuera de los nacionalismos, estos crecieron con más fuerza. Más tarde, la descolonización nos dio fe en la creencia de un nuevo mundo con libertad y autodeterminación. Sin embargo, el resultado fueron las hambrunas, pestes, enfermedades y subdesarrollo que indicaba que los colonizadores, cuando obtuvieron sus beneficios, cerraron la puerta de ese mundo, para que no se viera la miseria, mientras los pueblos rememoran lo bien que vivían en la selva con el rugir de los leones y las manadas de elefantes.

Luego apareció la ola de la globalización y los sueños de un mundo armónico y concertado. Los resultados fueron igualmente negativos. Estamos mal, pero mañana estaremos mejor. El tema es que mañana nunca llega. El mundo es hoy y las reacciones unilaterales de los Estados es salvarse como puedan.

Luego se nos habló del medio ambiente y la lucha se limitó a ser prolijos y tirar los papeles en el cesto, mientras el mundo desfallece con calores y fríos impensados y humos de chimeneas existentes o mundiales que nos dejan sin aire. Y además sin agua, mientras nos apresuramos a comprar la botella de agua pura por un dólar.

Mientras sucedía todo lo narrado se fueron desarrollando los populismos, los gobiernos no democráticos, la falta de libertad de expresión, la corrupción generalizada y su ostentación. Porque no hay corrupción sin ostentacion, porque el corrupto desea que se vea su éxito en el delito.

Este fenómeno es mundial. No hay corrupción solo nacional. La corrupción es transnacional y los delincuentes exportan sus miserias.

¿Mientras tanto que ha sucedido con el Derecho Internacional?

Desde 1945 estamos hablando de la ONU, exaltamos lo bueno de sus acciones y justificamos sus yerros, seguros que el mundo sin ella sería peor, mientras un periodista es asesinado y descuartizado en un consulado.

En pleno siglo XXI, mientras nuestras caras se iluminan con los teléfonos y aparatos, mientras esperamos el WhatsApp de nuestros amigos, otro mundo se desarrolla a nuestro derredor. Un nuevo Leviatán se cierne y nadie mira.

¿Que debemos hacer?

Seguir luchando por la verdad. Por los valores y principios que nos conmueven.

Esa es la tarea de los juristas y profesores y no abandonaremos el barco de nuestras ilusiones.

Este es un espacio para compartir todo lo que soñamos por un mundo mejor, con derecho, libertad, democracia, bienestar y derechos humanos.

 

Citar: elDial.com - CC5585

Copyright 2021 - elDial.com - editorial albrematica - Tucumán 1440 (1050) - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - Argentina